Si eres de los afortunados que ha logrado sobrevivir a todas las pruebas que nos puso este 2020, estarás de acuerdo que nos ha dejado grandes lecciones que vale la pena materializar en este 2021.

Una de esas lecciones es el tema de las ventas en línea, y es que uno de los cambios más interesantes que se pudieron observar fue la necesidad de adaptación que tanto el consumidor como los proveedores de productos y servicios tuvieron que aplicar para continuar operando.

Concretamente la situación derivó en que muchas empresas adaptarán sus sitios web para que los consumidores pudieran realizar sus compras en línea, y en el caso de aquellas empresas que aún no tenían ningún tipo de participación en el mundo digital, no tuvieron otra opción que integrarse para mantenerse en contacto con los consumidores.

Hablando a nivel nacional, esta situación ATÍPICA provocó que tan solo, durante lo que fue el aislamiento más intenso de la pandemia, el comercio electrónico lograra un índice de desarrollo que no se esperaba hasta el año 2025, esos son 5 AÑOS de evolución lograda en unos cuantos meses.

Este hecho, como parte de esta “nueva normalidad” representa una gran oportunidad para quien lo sepa aprovechar ya que aún y con este gran “brinco” en términos de desarrollo, México, junto con América Latina están muy lejos aún, de lo que pueden llegar a representar en cuanto a comercio electrónico (en relación con lo que se ve en Estados Unidos, Asia o Europa).

Es por eso que es importante que los negocios que aún no se han sumado, lo hagan, al ritmo y de la forma que deseen, el punto es evolucionar y formar parte de la oportunidad que representa. En este sentido te recomendamos, que si estás interesado en llevar tu negocio al mundo digital, comiences haciéndote dos preguntas…

¿Mi negocio es candidato para vender en línea?

Y esta pregunta se responde de forma positiva, tan solo si podemos identificar que efectivamente hay una demanda de nuestro producto o servicio.

Otro factor a tomar en cuenta para poder contestar la pregunta es si contamos con los medios o alianzas para poder enviar nuestros productos, o en su caso proporcionar nuestros servicios a distancia.

Y finalmente es necesario evaluar si el equipo humano actual es capaz de apoyar a procesar y resolver todas las potenciales compras que el nuevo canal puede generar

Sí soy candidato ¿qué puedo hacer para empezar?

En caso de cumplir con las cuestiones fundamentales lo primero que debes considerar es trabajar en el desarrollo de tu plataforma de ventas en línea, para lo cual lo más recomendable es acercarte a un equipo experto que te pueda apoyar no solamente con el desarrollo de la plataforma, sino también con la estrategia promocional para atraer gente al sitio y lograr que las ventas se den.

Recuerda que solo tener la tienda en línea no es garantía de éxito y por eso es importante que especialistas te puedan asesorar, para que cada acción que se haga signifique tiempo bien invertido.

Finalmente, te compartimos algunos datos interesantes que hablan de la oportunidad que representa el comercio electrónico en México y el mundo, ¡mucho éxito!

Datos del ecommerce

Ya vendes en línea, ahora conoce cómo maximizar resultados.

En esta ocasión vamos a concentrarnos en el verdadero objetivo de una tienda en línea ¡las ventas! Ellas son la meta por la cual nos esforzamos tanto.

En LK nos ha tocado ver muchos casos en los que las empresas y sus equipos llevan tiempo trabajando en el desarrollo de su tienda en línea y, sin embargo, una vez que arrancan la operación no hay resultados. Esto llega a generar una gran incertidumbre y presión en los equipos.

De hecho, esta situación llega a ser sumamente frustrante cuando además se ha prestado especial cuidado en cada paso y no se sabe a ciencia cierta qué es lo que  falta para obtener el resultado esperado.

Es por eso que te vamos a compartir 5 acciones que debes realizar una vez que tu e-commerce ha iniciado operaciones y que deberás hacer de forma constante para no solo lograr ventas, sino un CRECIMIENTO CONSTANTE y SOSTENIBLE.

1.- Plantear objetivos acordes a las posibilidades de la tienda en línea

Debes revisar que el monto de la inversión realizada para activar el mercado y atraer prospectos sea el adecuado, así como que se utilice de forma correcta. Los resultados hablan por sí mismos, por lo que si te lanzas directamente a generar leads sin comprender su recorrido a través del funnel, lo más probable es que atraigas a muchos “mirones”, gente que encontró atractivo el anuncio pero no tiene intención o necesidad real de adquirir tu producto/servicio. Requieres personas que interactúen con tu marca y plataformas en las distintas etapas del funnel, para generar una transición natural que lleve al resultado que buscas.

También es necesario analizar si la variedad de productos ofrecida por tu e-commerce es suficiente para presentarte como una opción atractiva ante el público. De igual forma, tienes que monitorear constantemente el recorrido de los visitantes en tu sitio web para asegurarte de que sea funcional, que se entienda el layout propuesto y sea fácil para los usuarios encontrar lo que buscan y lo que tú quieres que vean.

Por otro lado, debes prestar especial atención a los envíos. Es importante conocer el alcance de los servicios de paquetería y, de ser necesario, apoyarse de dos, tres o más proveedores que garanticen la entrega de tus productos.

2.- Tener claros los perfiles en los que se enfocará la estrategia de promoción

Este es un punto clave, pues de no enfocar los esfuerzos de atracción en los perfiles correctos o en la cantidad necesaria de los mismos, tus resultados podrán ser efectivos pero limitados. Tu curva de aprendizaje podría extenderse más allá de lo óptimo.

Un consejo en este sentido es que te asegures de que la selección de productos/servicios que ofreces en tu e-commerce sea equivalente al perfil del consumidor que podría estar más interesado en adquirirlo. Así, tendrás un mercado objetivo bien identificado para cada producto del catálogo.

3.- Mantener un monitoreo constante de la competencia

Este punto tiende a observarse solo al inicio, cuando en realidad debe formar parte de la labor diaria del equipo. Y es que no se trata nada más de entender quiénes son los líderes del mercado, sino de conocer qué variables deben medirse y monitorear para aprender y actuar en respuesta a alguna acción de la competencia.

Dentro de los aspectos a analizar te recomendamos empezar con la estrategia promocional, frecuencia en pautas publicitarias y composición de sus campañas y anuncios, los canales de comunicación con el mercado y la calidad en la atención.

Toda la información que identifiques debe cruzarse con los datos de tu tienda en línea, de manera que exista un verdadero punto de comparación y puedas establecer metas más objetivas. Leer tambien artículo de blog: BENCHMARKING

4.- Realizar una medición detallada de la interacción en la tienda en línea

Así como en el monitoreo de competidores, también debes seleccionar los indicadores que midan el desempeño de tu tienda online. Existen diversas herramientas en el mercado que facilitan la recolección de dichos datos; no obstante, lo más importante es que en tu equipo haya una persona que sepa interpretarlos de forma correcta, de manera que transforme la información en conocimiento útil para la toma de decisiones.

5.- Diseñar un plan que considere el crecimiento orgánico de tu eCommerce                

Es un hecho que invertir en plataformas de publicidad te ayudará a alcanzar más rápido tus objetivos de venta. Pero a largo plazo (a partir de 3 años), deben volverse tangibles los resultados de tu estrategia enfocada en el crecimiento orgánico, pues es exponencialmente más rentable. Así que si en este momento no cuentas con una estrategia de este tipo, te recomiendo empezar a trabajar en ella, ya que lleva tiempo y es mejor iniciar cuanto antes.   

6.- Capacitar constantemente a los miembros de tu equipo para que se vuelvan expertos

No sirve de nada un monitoreo, inversión, análisis, etc. si tu equipo no mejora o se especializa en las distintas áreas de la operación. Te recomendamos dividir a tus colaboradores según las personas más capacitadas para llevar a cabo una tarea; posteriormente considera que cada miembro deberá recibir una capacitación constante para estar al tanto de las tendencias y herramientas disponibles para optimizar resultados. Finalmente, habrá que delimitar objetivos concretos, claros y que representen un reto para cada miembro, así como para el equipo en general.

Recuerda que prácticamente cada acción que se realiza al arrancar un negocio en el mundo físico tiene un equivalente en los negocios digitales, por lo tanto es un proceso que requiere tiempo y atención a cada detalle para lograr resultados en el menor tiempo posible. 




Esperamos que esta información te sirva para lograr tu objetivo. No olvides que la preparación continua es la forma más sencilla para conseguir beneficios constantes, ¡mucho éxito!

Está de más decir que el mundo en el que vivimos actualmente se caracteriza por cambios constantes, avances tecnológicos y un creciente acceso a la información. Todo esto ha provocado una evolución en la forma en que realizamos muchas de nuestras actividades cotidianas, entre ellas, nuestra forma de comprar.

Actualmente el comercio en línea se encuentra en una carrera que se espera no pare en el corto plazo, ni detenga su ritmo hasta que aproximadamente el 50% de todo lo que consumimos lo compremos a través del comercio electrónico (estimaciones para el 2025 según la Asociación Mexicana de Venta Online). 

Por tal motivo, es importante que las empresas que deseen un crecimiento constante en los próximos años tomen cartas en el asunto y empiecen a implementar estrategias de e-commerce para sus negocios. 

Y como todo proceso, es esencial comprender por completo esta estrategia y asegurarnos de estar listos para dar el siguiente paso.

Es por eso que creamos esta guía, en la que explicamos los 5 aspectos más importantes que cualquier empresa necesita considerar para una eficiente comercialización en línea.

1.- Define qué productos vas a vender

Lo primero es la selección de los productos o “familias” de productos que deseas comercializar. Para realizar esta elección puedes apoyarte en el cruce de diversas variables; estas son las que te recomendamos:

Factibilidad de envío: Ya sea que tu empresa cuente con potenciales medios para la distribución o prefieras apoyarte en algún tercero, es importante que los productos sean fáciles de transportar. Esto quiere decir que de preferencia deben ser ligeros, pequeños, resistentes e imperecederos.

Rentabilidad:  Debes distinguir los productos que ofrecen mejores rangos de utilidad para maximizar las ganancias de tu e-commerce.

Atractivo y Popularidad: Se refiere a la selección de productos con base en lo llamativos que pueden ser para el mercado donde quieres comercializarlos; en muchas ocasiones estos se usan solo para atraer la atención del público. Por ejemplo: Piensa en una agencia de autos que presenta en su sala de exhibición su modelo deportivo más reciente en un  color vistoso; normalmente esta estrategia atrae a muchos prospectos que, aunque fascinados por el deportivo, terminarán comprando el modelo intermedio, pues ofrece mayores prestaciones y un mejor costo-beneficio.

Disponibilidad de información: Esta variable es más importante de lo que parece, pues se tiende a creer que es fácil generar una descripción o tomar una foto, cuando en realidad son aspectos laboriosos que muchas veces retrasan el lanzamiento de un e-commerce. Por eso el comercio en línea debe iniciarse mediante el ofrecimiento de productos de los que sí se tenga información técnica, imágenes de buena calidad o el artículo en sí.

Inventario suficiente: Es necesario tener la logística e inventario suficiente para cumplir las expectativas del e-commerce. Un factor de presión para el usuario de una tienda en línea es la cantidad de unidades disponibles.

Una vez que hayas filtrado tus productos y realizado una selección de los mismos, debes priorizar aquellos con los que conviene iniciar la comercialización; es decir, tienes que acotar la oferta con la que lanzarás el e-commerce. 

Además de las variables mencionadas con anterioridad, otros factores que debes tomar en cuenta son la moda del momento y la temporalidad. Esto implica que debes alinear tu producto con dichos aspectos para maximizar su potencial.

2.- Reúne toda la información necesaria

 Al tratarse de un e-commerce, el comprador potencial no tendrá la oportunidad de ver el producto en físico, por lo que la información que brindes será su único punto de comparación para tomar la decisión de compra.

Como mínimo, en tu tienda en línea debes ofrecer:

3.- Selecciona el tipo de e-commerce ideal para tu negocio

 Actualmente existen diversas opciones para crear una tienda online, por lo que es primordial que identifiques cuál es la mejor para tu negocio con base en la experiencia y capacidad actual del mismo. Vender en línea es prácticamente iniciar de nuevo con tu empresa, pues debes enfrentar retos, formar un equipo que respalde la operación y conseguir proveedores para distintas áreas. Si consigues lo anterior, tendrás un e-commerce competitivo.

Para conocer a detalle los diferentes tipos de e-commerce, te recomiendo leer nuestro artículo de blog “Conoce los tipos de e-commerce que existen y toma la mejor decisión para tu negocio”.

4.- Forma al equipo que mantendrá en marcha la operación

En la medida que puedas asignar a una persona o equipo la encomienda de los esfuerzos que representa el e-commerce, mejores y más rápidos serán los resultados. Recuerda, alinear lo necesario para que una empresa venda en línea es un proceso que amerita enfoque y disciplina.

Una vez que hayas conformado tu equipo deberás definir roles y asignar tareas. Te aconsejamos situar una persona especializada en cada área para tener un mayor control y enfoque.

Algunas de las tareas más importantes para el desarrollo de un e-commerce  son:

5.- Asegúrate de tener toda la información antes de dar cualquier paso, apóyate en profesionales y evita gastos innecesarios, re-trabajos o pérdida de tiempo.

El resultado, ya sea positivo o negativo, será producto de la suma de las acciones que realices en el camino, por lo que tus probabilidades de éxito aumentarán en la medida que tú y tu equipo revisen tema por tema y consideren todo a detalle. Recuerda, triunfar es la consecuencia de un proceso bien realizado, donde la calidad es lo más importante.

Ojalá este material ayude a tu empresa a iniciar con el pie derecho el camino del comercio electrónico. Te recomendamos descargar nuestro material sobre el tema, visitar el blog y seguirnos en redes sociales para estar al tanto de las novedades en todo lo relacionado con el e-commerce.


Finalmente, recuerda que si tienes cualquier duda o podemos ayudarte en algo, solo necesitas mandarnos un mensaje y con gusto nos pondremos en contacto contigo. ¡Hasta luego!

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibirás contenido de valor, tips, consejos y más.