5 aspectos en los que necesitarás preparar a tu empresa para vender en línea

Alternative Text

Luis Guillermo

Está de más decir que el mundo en el que vivimos actualmente se caracteriza por cambios constantes, avances tecnológicos y un creciente acceso a la información. Todo esto ha provocado una evolución en la forma en que realizamos muchas de nuestras actividades cotidianas, entre ellas, nuestra forma de comprar.

Actualmente el comercio en línea se encuentra en una carrera que se espera no pare en el corto plazo, ni detenga su ritmo hasta que aproximadamente el 50% de todo lo que consumimos lo compremos a través del comercio electrónico (estimaciones para el 2025 según la Asociación Mexicana de Venta Online). 

Por tal motivo, es importante que las empresas que deseen un crecimiento constante en los próximos años tomen cartas en el asunto y empiecen a implementar estrategias de e-commerce para sus negocios. 

Y como todo proceso, es esencial comprender por completo esta estrategia y asegurarnos de estar listos para dar el siguiente paso.

Es por eso que creamos esta guía, en la que explicamos los 5 aspectos más importantes que cualquier empresa necesita considerar para una eficiente comercialización en línea.

1.- Define qué productos vas a vender

Lo primero es la selección de los productos o “familias” de productos que deseas comercializar. Para realizar esta elección puedes apoyarte en el cruce de diversas variables; estas son las que te recomendamos:

Factibilidad de envío: Ya sea que tu empresa cuente con potenciales medios para la distribución o prefieras apoyarte en algún tercero, es importante que los productos sean fáciles de transportar. Esto quiere decir que de preferencia deben ser ligeros, pequeños, resistentes e imperecederos.

Rentabilidad:  Debes distinguir los productos que ofrecen mejores rangos de utilidad para maximizar las ganancias de tu e-commerce.

Atractivo y Popularidad: Se refiere a la selección de productos con base en lo llamativos que pueden ser para el mercado donde quieres comercializarlos; en muchas ocasiones estos se usan solo para atraer la atención del público. Por ejemplo: Piensa en una agencia de autos que presenta en su sala de exhibición su modelo deportivo más reciente en un  color vistoso; normalmente esta estrategia atrae a muchos prospectos que, aunque fascinados por el deportivo, terminarán comprando el modelo intermedio, pues ofrece mayores prestaciones y un mejor costo-beneficio.

Disponibilidad de información: Esta variable es más importante de lo que parece, pues se tiende a creer que es fácil generar una descripción o tomar una foto, cuando en realidad son aspectos laboriosos que muchas veces retrasan el lanzamiento de un e-commerce. Por eso el comercio en línea debe iniciarse mediante el ofrecimiento de productos de los que sí se tenga información técnica, imágenes de buena calidad o el artículo en sí.

Inventario suficiente: Es necesario tener la logística e inventario suficiente para cumplir las expectativas del e-commerce. Un factor de presión para el usuario de una tienda en línea es la cantidad de unidades disponibles.

Una vez que hayas filtrado tus productos y realizado una selección de los mismos, debes priorizar aquellos con los que conviene iniciar la comercialización; es decir, tienes que acotar la oferta con la que lanzarás el e-commerce. 

Además de las variables mencionadas con anterioridad, otros factores que debes tomar en cuenta son la moda del momento y la temporalidad. Esto implica que debes alinear tu producto con dichos aspectos para maximizar su potencial.

2.- Reúne la información necesaria de tu producto

 Al tratarse de un e-commerce, el comprador potencial no tendrá la oportunidad de ver el producto en físico, por lo que la información que brindes será su único punto de comparación para tomar la decisión de compra.

Como mínimo, en tu tienda en línea debes ofrecer:

  • Ficha de producto.
  • Variables de producto. En este punto se incluyen los colores, tamaños y cantidad, entre otros elementos.
  • Galería de fotos. Aquí hacemos una mención especial, pues es MUY importante que las imágenes sean de buena calidad y permitan el zoom, que haya un mínimo de 3 por producto en diferentes ángulos y, si es posible, complementarlas con un video que represente su uso, un visor de 360° o una foto de ambiente que refleje la relación del tamaño con el cuerpo humano para comprender las dimensiones reales.

3.- Elige el e-commerce ideal para tu negocio

 Actualmente existen diversas opciones para crear una tienda online, por lo que es primordial que identifiques cuál es la mejor para tu negocio con base en la experiencia y capacidad actual del mismo. Vender en línea es prácticamente iniciar de nuevo con tu empresa, pues debes enfrentar retos, formar un equipo que respalde la operación y conseguir proveedores para distintas áreas. Si consigues lo anterior, tendrás un e-commerce competitivo.

Para conocer a detalle los diferentes tipos de e-commerce, te recomiendo leer nuestro artículo de blog “Conoce los tipos de e-commerce que existen y toma la mejor decisión para tu negocio”.

4.- Elige al equipo adecuado

En la medida que puedas asignar a una persona o equipo la encomienda de los esfuerzos que representa el e-commerce, mejores y más rápidos serán los resultados. Recuerda, alinear lo necesario para que una empresa venda en línea es un proceso que amerita enfoque y disciplina.

Una vez que hayas conformado tu equipo deberás definir roles y asignar tareas. Te aconsejamos situar una persona especializada en cada área para tener un mayor control y enfoque.

Algunas de las tareas más importantes para el desarrollo de un e-commerce  son:

  • Tomar fotografías.
  • Editar imágenes.
  • Redactar textos. Aquí se incluyen descripciones, slogans, llamadas a la acción, entre otros.
  • Reunir información de productos para armar fichas técnicas.
  • Subir productos a la plataforma de e-commerce para su posterior publicación.

5.- Apóyate en profesionales y evita gastos innecesarios, re-trabajos o pérdida de tiempo.

El resultado, ya sea positivo o negativo, será producto de la suma de las acciones que realices en el camino, por lo que tus probabilidades de éxito aumentarán en la medida que tú y tu equipo revisen tema por tema y consideren todo a detalle. Recuerda, triunfar es la consecuencia de un proceso bien realizado, donde la calidad es lo más importante.

Ojalá este material ayude a tu empresa a iniciar con el pie derecho el camino del comercio electrónico. Te recomendamos descargar nuestro material sobre el tema, visitar el blog y seguirnos en redes sociales para estar al tanto de las novedades en todo lo relacionado con el e-commerce.


Finalmente, recuerda que si tienes cualquier duda o podemos ayudarte en algo, solo necesitas mandarnos un mensaje y con gusto nos pondremos en contacto contigo. ¡Hasta luego!

Déjanos tus comentarios

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibirás contenido de valor, tips, consejos y más.